viernes, 15 de diciembre de 2017

Quesitos

Han pasado meses desde la última vez que escribí en el blog. Hoy lo retomo para compartir con los lectores mi primer regalo de Navidad: la publicación de uno de mis relatos en una antología digital.

El Narratorio Antología Literaria Digital Nº 22 Diciembre 2017 Año 2 es el nombre de la antología. A través del blog del mismo nombre, El Narratorio, se publica mensualmente una antología en la que participan autores hispanoamericanos.


Quesitos, así se llama mi relato, es un relato de ciencia ficción. No es mi género, pero una anécdota infantil de mi cuñado Juan Carlos me inspiró hace años y ahora he recuperado el relato, lo he reescrito y revisado y así es como ha quedado.

—¡Mamá, mamá! ¿Estás ahí? —nadie respondió.
Había abierto los ojos, pero la claridad me obligó a cerrarlos. Me los tapé con la mano y fui entreabriéndolos hasta acostumbrarme a la luz. Me dolía mucho la cabeza. Me la agarré con las dos manos. Luego me la froté y, al llegar a la nuca, noté una especie de grano, del tamaño de un garbanzo. Me incorporé como pude en la cama. Aquella no era mi habitación. Me asusté. Las paredes eran plateadas, paneles lisos unidos por perfiles de metal con remaches, sin ventanas, solo había una puerta. Llamé otra vez:
—¿Mamá?
Tampoco obtuve respuesta. Tenía diez años y, la verdad, nunca había pasado la noche fuera de casa. Me preocupé. Hasta que oí unos pasos detrás de la puerta. Me puse en pie de un brinco para pedir ayuda a quien estuviera al otro lado, pero, antes de llegar, la puerta se abrió y apareció una hormiga casi tan alta como yo. Corrí horrorizado y gritando hacia el otro lado de la habitación. Quise trepar por la pared, pero no había dónde agarrarse. Lloré. Pensé que era el fin.

Pinchando en este enlace podréis leer el relato completo (comienza en la página 93) y descargaros gratuitamente la antología completa en pdf. Más adelante lo publicaré entero. Espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario